¡BIENVENIDOS!

Si llegas a pasar por mi blog, no olvides dejar un comentario, por pequeño que sea, solo para saber que estuviste de visita...

Espero que les guste lo que escribo.

lunes, 2 de junio de 2008

De como Amado Nervo salvó mi vida...

=O, ¿Que dijeron?: "De seguro al Shu lo andaban atropellando, de repente Amado Nervo apareció (porque hizo un viaje en el tiempo) y empujó al Shu y así lo salvo.."

O tal vez pensaron: "Al Shu lo asaltaron en la plaza principal, le dispararon y en ese mismo instante se bajo el Amado Nervo de bronce que está muy a gusto sentado frente a la presidencia municipal, y se aventó, salvando asi la vida de nuestro querido amigo Raúl..."

Pues no, ninguna de las anteriores, de hecho, ni siquiera me salvó la vida, únicamente elegí el titulo para llamar su atención, y comentarles que si, efectivamente, les hablaré de Amado Nervo.

Recuerdo que a mi desde la secundaria me agradan sus poesias, y (cosa rara) aunque es Nayarita (de Tepic, para ser exactos), nunca había encontrado un libro de el en esta ciudad (Tepic, para ser exactos).

No fue sino hasta que realicé un viaje de placer (jajaja) a Puerto Vallarta donde encontré un libro de él, el cual, ni tardo ni perezoso, lo compré.
Era una "Antología poética" con algunos escritos seleccionados, un poco de aquí y otro poco de allá.

Con el tiempo, encontré otro libro (este si en Tepic) donde las poesías que estaban eran de cuatro obras de él: La amada inmóvil, Serenidad, Elevación y la Última Luna, un libro muy recomendable.

Y el día de hoy, cual va siendo mi sorpresa, yo iba caminando muy tranquilamente por la calle, cuando de repente que veo una libreria (no suelo confesar ésto, pero soy Raúl y soy librólico, cada que veo un libro que me interesa y tengo la oportunidad de comprarlo, lo hago, y hoy no fue la excepción).

Ahh! les decía, vi la libreria, entre solo a ver que había, y cual va siendo mi sorpresa que encontré otro libro de él, en el cual vienen los siguientes libros: Plenitud, Perlas Negras, Místicas, Los jardines interiores y El Estanque de los Lotos.

Y, ¿por que me salvó la vida?... bueno, no tanto así, digamos que "me hizo el día" ya que estaba leyendo, y descubrí que el libro de Serenidad, no es un libro de poesías, sino de pensamientos, reflexiones, etc., y leyendo me encontre con lo siguiente:

Dar

Todo hombre que te busca, va a pedirte algo.

El rico aburrido, la amenidad de tu conversación; el pobre, tu dinero; el triste, un consuelo; el debíl, un estímulo; el que lucha, una ayuda moral.

Todo hombre va a pedirte algo.

¡Y tú osas impacientarte! ¡Y tú osas pensar: "qué fastidio"!

¡Infelíz! La Ley escondida que reparte misteriosamente las excelencias, sa ha dignado otorgarte el privilegio de los privilegios, el bien de los bienes, la prerrogativa de las prerrogativas: ¡DAR!

¡Tú puedes dar!

¡En cuantas horas tiene el día, tú das, aunque sea una sonrisa, aunque sea un apretón de manos, aunque sea una palabra de aliento!

¡En cuantas horas tiene el día, te pareces a ÉL, que no es sino dación perpetua y regalo perpetuo!

Debieras caer de rodillas ante el Padre y decirle:

"¡Gracias porque puedo dar, Padre Mío!
¡nunca más pasará por mi semblante la sombra de la impaciencia!"

"¡En verdad os digo que vale más dar que recibir!"


Y me gustó mucho, (entre muchos otros pensamientos que alcancé a leer).

Y es por eso que Amado Nervo salvó mi vida (por lo menos hoy) je.

¡Cuidense mucho! ¡Y lean mucho tambien!

No hay comentarios: