¡BIENVENIDOS!

Si llegas a pasar por mi blog, no olvides dejar un comentario, por pequeño que sea, solo para saber que estuviste de visita...

Espero que les guste lo que escribo.

martes, 25 de julio de 2017

Martes con mi chavoruco profesor. Consejo # 1: Relaciónate.


El día de ayer preguntaba a mis contactos de Facebook: “¿Qué consejo les hubiera gustado que les dieran en su primer día de clases de la carrera que estudiaron?” y las respuestas fueron variadas: “Ahorra” “Menos fiesta” “Estudia economía” “En Nayarit no vas a ejercer” “Sólo dependes de ti y de tu propio esfuerzo” etc. (tomaré algunos de esos consejos para las siguientes entradas de esta sección).

Pero, en mi particular punto de vista, el primer consejo que daría (y que de hecho doy) es: “Relaciónate, conoce gente, haz amigos, aprovecha el tiempo fuera de clase para convivir…” y creo que es muy importante por lo siguiente:

En mi vida se me han abierto puertas por los contactos que he logrado hacer, OJO, no quiere decir que todo se lo deba a mis contactos, es una mezcla: mi esfuerzo, mis habilidades y mis conocimientos MÁS las personas que he conocido en mi vida que saben de mi esfuerzo, mis habilidades y mis conocimientos… ¿me explico?

De nada sirve ser bueno en algo, si nadie sabe que eres bueno en ese algo; en cambio, si eres bueno en algo y alguien lo sabe, existen más probabilidades de que te recomienden y de que logres lo que te propones.



Creo que la universidad es una excelente “vitrina” para darte a conocer y hacerle ver a tus compañer@s (e incluso a tus maestr@s) las habilidades con las que cuentas (y para poner atención en las habilidades que ell@s tienen) porque nunca se sabe quién puede llegar a necesitar de ti en el futuro o a quién puedas necesitar.

Otro punto a considerar es que en la universidad convives con muchas personas con ideas afines (por algo están estudiando la misma carrera) y nunca (en serio: nunca) vas a volver a estar junto a tantas personas de tu mismo rango de edad conviviendo por periodos prolongados de tiempo (en una oficina hay personas de todas las edades; si vas a un viaje o a una actividad podrás conocer a personas de tu edad, pero no estarás con ellas por periodos prolongados, etc.)

¡AH! Pero no nada más se trata de convivir con las personas de tu grupo, se trata de que conozcas a personas de otras carreras, incluso de otros grados; cuando ejerzas te darás cuenta que todas las carreras se complementan y que es importante tener amig@s que hayan estudiado otras cosas para que te puedan sacar de dudas, y, ¿por qué no? Con los cuales puedas aliarte para establecer un negocio.

Quise que este fuera mi primer consejo ya que mi primer trabajo lo conseguí gracias a dos personas que me conocían y pudieron dar buenas referencias acerca de mí (y de ahí pa’l real), lo mismo sucedió cuando se me dio la oportunidad de ser maestro: la persona que se encargaba de dar las materias que ahora imparto decidió ya no dar clases y, al preguntarle si conocía a alguien que la pudiera suplir, dijo mi nombre. De eso ya hace 5 años.

También escogí este consejo como el primero derivado de que en mis tiempos de universitario no era muy sociable (me invitaban a fiestas y no iba, y llegó el punto en el que mejor ya ni me invitaban). Es por eso que si alguien me hubiera dicho desde el primer día de clases que lo mejor que podía hacer en la uni era relacionarme y hacer amigos, mi vida universitaria hubiera sido más fácil (y con más fiestas).

Entonces, resumiendo: “Relaciónate, conoce gente, haz amigos, aprovecha el tiempo fuera de clase para convivir…”


Si llegaste hasta aquí te agradezco por haberte dado el tiempo, esta es la primer publicación ya en forma de “Martes con mi chavoruco profesor” ¿Qué te pareció? ¿Te gustó el consejo? ¿Agregarías algo? ¿Quitarías algo? Puedes dejar tu comentario aquí abajo y ayudar a hacer más nutridas estas publicaciones semanales.
¡Saludos! Y te espero la próxima semana.