¡BIENVENIDOS!

Si llegas a pasar por mi blog, no olvides dejar un comentario, por pequeño que sea, solo para saber que estuviste de visita...

Espero que les guste lo que escribo.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Todo empezó como una tarea escolar...

Pues si, el título de ésta entrada indica mucho de lo que les voy a platicar...
UNA BREVE INTRODUCCION

Resulta que, a principios de Marzo de éste año (es un aproximado, no recuerdo la fecha exacta), estando en la clase de "Habilidades Directivas", la maestra nos propuso una actividad para evaluar la segunda unidad titulada "Liderazgo", la actividad consistía en lo siguiente:

-Poner a prueba nuestras habilidades de Liderazgo, y ver si podíamos llevar (guiar, motivar....) a un grupo de personas a realizar algo que nosotros les propusiéramos; la fecha límite, los alcances, las limitantes y todos esos factores los delimitaríamos nosotros...La encomienda no era sencilla, porque, en primer lugar, necesitábamos elegir una actividad que a nosotros nos resultara atractiva, para así poder transmitir la emoción que nos brindaba realizarla.

COMIENZAN LAS DIFICULTADES

La maestra nos dijo que para realizar la actividad necesitaríamos un equipo de cinco personas, el problema era que, en el equipo que habitualmente trabajo somos 7, entonces, la decisión mas propia y adecuada para decidir que hacer, era: echar un volado, ja!, y pues los resultados fueron los siguientes: Francia, César, Grecia y Emmanuel en un equipo y Cuquis, Amado y yo en otro. (Los volados siempre me gustan porque no hay problemas de que alguien se moleste por no estar o no en un equipo, todo se deja a la suerte...).


EL INICIO, EL NACIMIENTO DE UNA IDEA....

¿Que hacemos? Con esa pregunta comenzó nuestra primer aproximación como equipo, ideas iban, ideas venían, y no lográbamos ponernos de acuerdo, hasta que, quien sabe de donde, brotó la idea que nos emocionó a todos en un principio: "Vamos a organizar un tipo 'Juguetón', donde cada quien done un juguete nuevo o en buen estado para dárselo a niños de alguna colonia necesitada el 30 de abril..."

Ese era el plan, además, era un buen plan, porque estábamos aprovechando una actividad escolar para contribuir (aunque fuera con un poco) a hacer feliz a un niño... Si, una muy buena idea...
Con los días íbamos armando bien el concepto, se lo platicamos a la maestra y le gustó la idea, ya nada mas era definir bien algunas cositas: ¿a que colonias repartir los juguetes?, ¿a quienes pedir los juguetes? ¿que tipo de juguetes? ¿nuevos o usados pero en buen estado?, etc.... Pero.... en el momento que más convencidos estábamos de nuestro proyecto, nos enteramos de algo: Otros dos grupos, motivados por un maestro (y por los puntos que ese maestro les pondría) estaban organizando exactamente la misma actividad....


EL NACIMIENTO DE UNA IDEA 2, jeje

Necesitábamos volver a empezar, la idea que teníamos, alguien la había pensado también (eso quiere decir que era una buenísima Idea, ja!)...
Se lo planteamos (una vez mas) a la maestra, y nos dijo: "La idea es buena, solo busquen otro destinatario"... (Para ese entonces ya era Abril, se habían atravesado las vacaciones de Semana Santa, y nos quedaba muy poco tiempo para llegar al tiempo que nosotros mismos establecimos), estábamos trabajando bajo presión...

Mas o menos, el 15 de abril, surgió otra idea, igual íbamos a hacer labor de convencimiento, influir en los demás, ejercer nuestro liderazgo, hablar con algunas personas para motivarlos a que nos ayudaran, solo que ahora la lista era distinta: en vez de juguetes, comida, y en vez de niños, familias necesitadas...
La idea era simple, pero funcionaba, íbamos a armar despensas para tres familias necesitadas, y para esto contaríamos con la ayuda de tres grupos de personas, y que mejor ayuda que de los tres grupos de administración que están en la tarde (sin contarnos a nosotros): nuestros compañeros de generación y los dos grupos de sexto.

Las familias (o personas por ayudar) ya las teníamos contempladas:Una familia que vivía por la colonia Ampliación El Paraíso (a las afueras de Tepic), 5 hijos, mas papá y mamá, dedicados a la recolección de basura, una viejecita de la colonia Mololoa, y dos viejecitos de la colonia Valle Verde, personas que en algún tiempo me tocó visitar dentro de otra actividad y que yo sabía que una ayudadita no les vendría mal...


SE ACERCA LA ENTREGA

El día se acercaba y para el 23 de abril, (por fin) hicimos nuestra labor: entramos a tres salones a explicar nuestra actividad y el porque necesitábamos la ayuda de todos: "Muchachos, solos no podemos, y que mejor que ustedes nos ayuden a juntar la despensa..."

En cada salón se quedó una persona como encargado de armar las despensas, les dimos una fecha límite: el viernes 25 de abril (con posibilidad de entregar todavía el lunes 28)...

La verdad, esperábamos que todos nos entregaran las cosas el lunes, pero nuestra sorpresa fue que la mayoría respondió satisfactoriamente, y el viernes ya contábamos con la mayoría de las cosas que necesitábamos, el lunes únicamente recibimos las cosas que hacían falta y las tres despensas ya estaban armadas...
Misión Cumplida, aunque faltaba hacer la entrega...

LA ENTREGA


El día 30 de abril, a las 9 de la mañana, nos aventuramos a entregar las despensas que habíamos armado con la ayuda de los jóvenes de administración de 6º y 8º semestre...

Llegamos al primer domicilio, al de la familia, y nuestra sorpresa fue que ya no vivían ahí, la casa donde antes estaban, parecía deshabitada y la estaban arreglando por dentro, (suponemos que la persona dueña de ese lugar los echó y comenzó a arreglarla para poder vivir ella ahí)...

Necesitábamos un Plan B, ya que se iba a quedar una despensa sin entregar, así que fuimos a la iglesia mas cercana, a buscar al padre si conocía a alguna o algunas personas necesitadas, para hacer nuestra labor, el padre, muy amablemente, nos contó de dos lugares a los que podíamos ir...

Nos dirigimos a esos lugares y sinceramente, al llegar al primero de ellos, las palabras que salieron de nosotros como equipo fueron: "¿como es posible que haya gente que pueda vivir así?", era una casa de lámina de cartón, donde vivía un viejecito con su hijo, su hijo se iba a trabajar, dejándolo solo por las mañanas... Se llama Don Manuel:

-¡Don Manuel! ¿Como está?- Lo saludamos
-Bien bien, aquí pasándola- nos contestó.

Le platicamos lo que estábamos haciendo, que éramos alumnos del tec, y que de parte de todos los alumnos de sexto y octavo le llevábamos un regalito, el cual, aceptó con mucho gusto. Desgraciadamente, andábamos muy cortos de tiempo y no pudimos quedar a platicarnos, pero se veía muy contento por nuestra visita...

De ahí partimos a nuestro segundo destino, el padre nos había comentado de una casa en la que vivían tres ancianitos: una pareja de esposos y un hermano de la ancianita, de nombre Chuyita…

Al llegar a la casa, no era lo que esperábamos, de fuera se veía una casa “bien” arreglada y pintada, es decir, se veía “decente”, pero al entrar, descubrimos otra realidad, un señor que apenas podía caminar ayudado de una andadera, una señora que podía caminar, pero muy despacio, y otro que ni siquiera podía levantarse de la cama, la misma historia: nos presentamos, les platicamos de la actividad y les hicimos entrega de nuestro regalo, se emocionaron mucho, y de labios de la viejecita brotó una frase que nos estremeció a los que íbamos a cumplir con nuestro cometido: “Gracias muchachos, no teníamos que comer hoy, la despensa que nos regalaron en semana santa ya se nos había terminado…”

Llegó el momento de partir, y al despedirse, una vez más, la viejecita dijo algo muy profundo: “Gracias muchachos, que Dios les dé más…”.

Yo siempre he creído que las bendiciones de las personas más necesitadas valen más, o mejor dicho, Dios les hace mas caso, porque simplemente ellos confían más en el que cuando se ponen los ojos en otro tipo de cosas, así que desde ese día, mis compañeros y yo nos sentimos bendecidos por Dios….

Se acercaba el fin de nuestra tarea, y nos faltaba una casa por visitar, la casa de doña Angelita, una viejecita de más de 90 años, que casi no puede oír, y que tiene problemas de la vista, con ella fue un poco diferente, ella demuestra mucha alegría, y se sienten sus ganas de vivir, y no sólo se sienten, sino que se contagian…

Nos saludó muy efusivamente como si la conociéramos de años, y al entregarle nuestro regalo lo recibió muy contenta (y como que nos confundió con trabajadores del DIF o no se, porque nos contó que tenía ya 3 semanas sin agua, y que tenía que ir a lavar toda su ropa a la colonia que se encuentra al lado), sinceramente, una experiencia muy agradable.

Como con todos, llegó la hora de despedirnos, y al dirigirnos hacia nuestros destinos platicábamos acerca de cómo nos habíamos sentido y que nos había parecido la experiencia, llegamos a la conclusión que sería muy bueno organizar éste tipo de actividades como grupo de amigos, ya que, desgraciadamente, existen muchas personas que necesitan ayuda y a las cuales, podemos ayudar, aunque sea con un poco de nuestro tiempo.

Una experiencia en la que lejos de dar una despensa, nosotros recibimos, recibimos la alegría de poder compartir algo, llámese tiempo, esfuerzo, o llámese como se llame, una experiencia en la que pudimos conocer a cinco personas maravillosas que día con día se esfuerzan por seguir adelante, una experiencia que me gustaría que todos vivieran por lo menos una vez en su vida, la experiencia de compartir…
Lo interesante de todo esto es que: TODO EMPEZÓ COMO UNA TAREA ESCOLAR…

1 comentario:

DianA dijo...

BIiien Cortiiito tu Escritoo!
asi ni me motiva a escribirte
:P
oye a lo que leii creo q perdiste el volado verdad? jajaja
como sea creo que hiziste una actividad muy bella y significativa..
te llevaste una buena leccion y a nosotros los lectores nos transmitiste la alegria con la q lo escribiste..asii me dejaste reflexionando y bien motivada :S
:]
Se ve q disfrutas muucho tu escuela y asi vas Creciendo de algo que COMENZO COMO UNA TAREA ESCOLAR

sigue Asi Shuu!
Te quiero muucho!
DTB!