¡BIENVENIDOS!

Si llegas a pasar por mi blog, no olvides dejar un comentario, por pequeño que sea, solo para saber que estuviste de visita...

Espero que les guste lo que escribo.

jueves, 5 de marzo de 2009

Cada quien su Santo

(UN BREVE PARENTESIS MISTICO)

¿Han escuchado hablar de ese programa?, es de TV Azteca, es una tipo mini serie donde presentan situaciones cotidianas y como los santos ayudan milagrosamente (casi mágicamente) a resolver los problemas de los protagonistas.

Cuando estaba de flojo en mi casa (hace no mucho tiempo), coincidía con mi hora de comer, entonces la veía, me tocó ver algunos capítulos buenos, y otros como sacados de una película de ciencia ficción, con los santos muy complacientes, cumpliendo los “deseos” casi al tronar los dedos…

Creo que ese tipo de programas, puede ayudar a las personas a creer en “Algo” o en “Alguien”, pero puede desvirtuarse hasta el sentido de querer obtener cualquier cosa con el rezo a un santo,pero, si no se obtiene, ¿que pasa?…

En lo personal, siempre me han gustado las biografías, Nelson Mandela, Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Martín Lutero, Monseñor Oscar Romero, Salvador Allende, Ernesto Guevara… etc., y entre las biografías que me gustan también se encuentran las de algunos santos: San Agustín, San Francisco de Asís, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa, Santa Teresita, Santa Teresitita (jaja, ella no existe, solo fue un chistorete) entre otros, para mi, lejos de ser una fuente de poderes mágicos, los personajes que leo (ya sean santos o simples mortales) me sirven de inspiración, saber lo que hicieron, lo que dejaron de hacer, las frases que dijeron, lo que callaron, como actuaron, que hicieron para cambiar al mundo, etc.

A continuación una frase que, desde que la leí, me gustó mucho, es de San Basilio Magno:

Óyeme cristiano que no ayudas al pobre: Tú eres un verdadero ladrón. El pan que no necesitas le pertenece al hambriento. Los vestidos que ya no usas le pertenecen al necesitado. El calzado que ya no empleas le pertenece al descalzo. El dinero que gastas en lo que no es necesario es un robo que le estás haciendo al que no tiene con qué comprar lo que necesita. “Si pudiendo ayudar no ayudas, eres un verdadero ladrón”.

Todo sería muy diferente si siguiéramos esa sugerencia…

Saludos!

(VOLVEMOS CON LA PROGRAMACION NORMAL DEL BLOG)

6 comentarios:

metaleducation dijo...

Quiubo Don Raul...


De nuevo, de metichote por tu blog...



Creo entender lo que quieres decir con lo de aprender de estos personajes, sean santos o no.

Para mi, esto no requiere de religion alguna, podemos aprender de todos... lo bueno y lo malo, y asi hacer nuestras propias decisiones de lo que es correcto y justo.

Yo, sinceramente, no me declaro religioso, incluso no creo en lo absoluto en los milagros ni nada de eso. Sobre el tema, lo que en ocasiones me enfada es que miles de "creyentes" alban a un montonal de santos sin saber quienes son o que hicieron. Al igual que las fechas festivas, lo celebran sin tener la mas minimia idea del origen o el porque de dicha celebracion.

Prefiero lo que tu mencionas, aprender de lo que hicieron y intentar, al menos de vez en cuando , seguir sus buenos ejemplos.

Un saludo!

yo dijo...

¡terrorismo informático !
¡subversivo!
Aguas, te van a poner en la chiquilista de disney para estrenar la ley mordaza

koala dijo...

si no fuera porque tengo problemas visuales . . . asesguraria haberte visto hoy en el centro O_O

Raúl Vélez dijo...

Koala, donde dices que me viste? que estaba haciendo? para decirte si si era o si no era...

koala dijo...

creo que caminabas por la veracruz, entre hidalgo y zapata (osease, en una de las paradas mas aglomeradas), a eso de las 4 o 4:15 de a tarde, vestias ropa oscura y caminabas en sentido Centro -> Allende.

Raúl Vélez dijo...

Ahh no, entonces no era yo, a esas horas estaba en el trabajo...

Es que si fui al centro, como a eso de las 6 de la tarde.

Pero no, no era el que viste.

Saludos!